Ciencia y tecnología

Científicos españoles lideran un estudio para tratar el síndrome de ovario poliquístico

Foto tomada de Canva

El síndrome de ovario poliquístico es un problema hormonal que afecta a aproximadamente del 5 al 10% de las mujeres en edad fértil. Los síntomas principales en las mujeres que padecen esta afección son: irregularidades en el ciclo menstrual, que pueden traducirse en períodos muy frecuentes, escasos o prolongados.

En la actualidad, no existe un tratamiento para tratar su causa sino que existen diferentes tratamientos para tratar los síntomas y para controlar los factores que te afectan. Ahora, el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona lidera un ensayo clínico internacional que se pone ahora en marcha para evaluar, en adolescentes y mujeres jóvenes, el primer tratamiento específico para la causa del síndrome del ovario poliquístico.

Así, el ensayo clínico va dirigido por primera vez a tratar la causa que produce este trastorno, en lugar de limitarse a aliviar sus síntomas, como se hace actualmente. De hecho, al 98% de las mujeres afectadas por esta alteración se las trata con anticonceptivos orales para controlar algunos de los síntomas.

El ensayo clínico, denominado ‘SPIOMET4HEALTH’, y clasificado como de fase II, se llevará a cabo en España (Barcelona y Girona), Italia, Dinamarca, Turquía, Austria y Noruega. Concretamente, se trata de un comprimido diario, que es una combinación a dosis bajas de tres fármacos que llevan dos o más décadas en el mercado (espironolactona, pioglitazona y metformina), que, junto con un estilo de vida saludable, podría normalizar las hormonas y la ovulación, y revertir así las alteraciones asociadas al SOP.

El ensayo está financiado por la Comisión Europea y reúne a un consorcio de 17 organizaciones y grupos de investigación clave que trabajan en este síndrome en toda Europa.

Estará coordinado por un equipo investigador del Institut de Recerca Sant Joan de Déu, liderado por la Dra. Lourdes Ibáñez, ganadora del Premio Nacional de Recerca de Catalunya en 2014 y recientemente galardonada por dos instituciones internacionales de primer nivel, como son la American Endocrine Society y la American Human Growth Foundation.

«Este proyecto es muy importante porque, si se confirma la efectividad de la medicación, se conseguirá por primera vez revertir de forma permanente las complicaciones asociadas al SOP, como infertilidad, diabetes y baja autoestima», afirma la doctora.