Ciencia y tecnología

Los yogures reducen el riesgo de diabetes tipo 2

Después de casi cinco años de evaluación, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ha dado luz verde para que el yogur haga una afirmación limitada sobre la reducción del riesgo de diabetes tipo 2. Este anuncio, realizado el viernes pasado, marca un hito significativo, ya que es la primera vez que la agencia federal otorga tal aprobación para el yogur.

La declaración de propiedades saludables calificadas, según lo establecido por la FDA, está respaldada por evidencia científica, aunque no alcanza el estándar más riguroso de «acuerdo científico significativo» necesario para una declaración de propiedades saludables autorizada.

En este caso específico, la afirmación indica que comer yogur regularmente, al menos 2 tazas (equivalentes a 3 porciones) por semana, puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Esta recomendación sobre el tamaño de la porción se basa en la conclusión de la FDA de que esta cantidad es la mínima necesaria para lograr el efecto declarado, respaldada por estudios de alta calidad.

El yogur, elaborado a partir de leche fermentada con bacterias probióticas como Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophilus, es conocido por su contenido nutricional, que incluye calcio, proteínas, vitaminas B y minerales como magnesio, fósforo y potasio.

Esta decisión surge como respuesta a una petición presentada en 2018 por Danone North America, empresa líder en alimentos y bebidas. La solicitud desencadenó una revisión exhaustiva por parte de la FDA de la investigación existente sobre las relaciones entre el consumo de yogur y la diabetes tipo 2.

Sin embargo, algunos expertos advierten sobre la limitación de la investigación de respaldo y su solidez. Aunque la conexión entre el yogur y la reducción del riesgo de diabetes tipo 2 se basa en evidencia científica limitada, algunos argumentan que la correlación encontrada no necesariamente implica una relación causal. Por lo tanto, se enfatiza la importancia de considerar el consumo de yogur dentro del contexto de una dieta equilibrada y saludable.

A pesar de estas advertencias, la decisión de la FDA ofrece a los consumidores una opción adicional en su búsqueda de alimentos que puedan ayudar en la prevención de la diabetes tipo 2.