Ciencia y tecnología

¿Una mantarraya embarazada de un tiburón? 

En el Aquarium & Shark Lab en Hendersonville, Carolina del Norte, un inusual suceso ha dejado perplejos a científicos y cuidadores por igual. Charlotte, una mantarraya hembra residente en el acuario, está embarazada a pesar de no haber tenido contacto con un macho durante los últimos ocho años. Esta curiosa situación ha desatado un debate sobre la paternidad de las crías y ha generado gran atención en las redes sociales.

El hallazgo se produjo cuando los biólogos y veterinarios del acuario notaron una hinchazón en Charlotte el pasado mes de setiembre. Tras descartar inicialmente la posibilidad de cáncer, los análisis revelaron que la mantarraya estaba embarazada de tres a cuatro crías.

Brenda Ramer, fundadora del Team Aquarium & Shark Lab by Team ECCO, planteó dos posibilidades para explicar el misterioso embarazo. La primera sugiere que Charlotte pudo haber sido preñada por uno de los tiburones macho con los que comparte el mismo tanque en el acuario. Sin embargo, expertos en el tema desmintieron esta teoría, señalando que los tiburones y las mantarrayas tienen diferencias anatómicas y genéticas que hacen imposible el apareamiento entre especies.

La segunda posibilidad, respaldada por expertos y el acuario, es un fenómeno conocido como partenogénesis, que implica el desarrollo de embriones a partir de óvulos no fertilizados. Este proceso, también conocido como «nacimiento virginal», es extremadamente raro en mantarrayas, pero no imposible. Si se confirma, sería un caso único en la naturaleza y un hito en la investigación científica sobre la reproducción animal.

Independientemente de la explicación final, el embarazo de Charlotte ha generado un gran interés en la comunidad científica y entre el público en general. La mantarraya está programada para dar a luz en las próximas semanas, lo que proporcionará más pistas sobre este enigmático suceso y su posible impacto en el estudio de la reproducción animal.