Comunidad

Operación «Fénix 66» en Quevedo resulta en la captura de 8 miembros de un grupo terrorista

En un golpe decisivo contra el crimen organizado, la Policía Nacional del Ecuador, en colaboración con la Fiscalía General del Estado y con el respaldo de unidades tácticas, llevó a cabo la exitosa operación “Fénix 66” en Quevedo. La madrugada de este miércoles 21 de febrero de 2024, esta operación culminó en la captura de 8 individuos, presuntos miembros del grupo terrorista conocido como “Los Lobos”. Entre los detenidos se encuentra un sujeto de alto valor, considerado el líder de esta organización criminal.

La operación fue el resultado de intensas labores investigativas y una estrategia enfocada en combatir la violencia criminal. Se logró identificar a los implicados, quienes estarían vinculados a delitos graves, incluyendo robo con extrema violencia en vías públicas, tenencia y porte ilegal de armas de fuego, robo de vehículos, extorsión y sicariato.

Los detenidos son:

  1. Henry H., alias “Padrino”, de 22 años, con 5 procesos judiciales previos.
  2. Jorge R., alias “Jorge”, de 27 años, involucrado en 5 procesos judiciales.
  3. Dalember Z., alias “Javi”, de 25 años, con 4 procesos judiciales.
  4. Jackson Z., alias “Fidel”, de 22 años, con 3 procesos judiciales.
  5. Limber Ch., alias “Mono”, de 21 años, con 1 proceso judicial.
  6. Belisario M., alias “Pablo”, de 24 años, con 1 proceso judicial.
  7. Roberto P., alias “Isma”, de 22 años, con 1 proceso judicial.
  8. Angelo A., alias “Alejo”, de 22 años, con 1 proceso judicial.

Durante la operación, la Policía incautó diversos indicios, incluyendo un vehículo, una moto recuperada, 12 teléfonos móviles y una alimentadora.

Este grupo criminal estaría vinculado a varios hechos delictivos, incluido el asesinato de Josué T. en Quevedo. Tras su captura, los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad competente, a la espera de la audiencia de calificación de flagrancia.

La Policía Nacional del Ecuador reafirma su compromiso de trabajar incansablemente para garantizar la seguridad ciudadana y el orden público, protegiendo así la integridad de los ciudadanos ecuatorianos.