Internacional

Autoridades identificaron al turista que encontraron con dos menores de edad en un hotel en Medellín

En un reciente suceso en Medellín, el alcalde Federico Gutiérrez reveló la identidad de Timothy Alan Livingston, un ciudadano estadounidense de 36 años acusado de encontrarse en compañía de dos menores de 12 y 13 años en un hotel del sector de lujo de la ciudad.
A pesar de su detención durante 12 horas, fue liberado debido a la falta de pruebas contundentes en su contra y la ausencia de flagrancia en el momento de su arresto.

Gutiérrez informó que las dos adolescentes continúan en un centro médico, como parte de la activación del Código Fucsia, para así recoger las pruebas necesarias para continuar con la investigación del caso.

El turista extranjero, un día antes, había intentado ingresar con otras dos niñas, pero el guardia de seguridad de Gotham se lo impidió. Por tanto, como lo conoció el diario, en el segundo intento logró cruzar la puerta principal con la ayuda de un niño no mayor de 10 años, que hizo funciones de campanero para avisar la ausencia del guardia. Una vez llegó la Policía, lo que encontraron fue una “escena de locos”, como lo describió un testigo.

“El señor tenía los cigarros alrededor de jacuzzi, en una especie de tarro. Y había quitado los censores de humo para que no se activaran las alarmas y nosotros subiéramos. Las niñas estaban con vestidos de baño diminutos metidas con él en el jacuzzi”, señaló la persona que habló con el periódico y que entregará su testimonio a la Fiscalía.

El testigo agrega que la tarjeta de apertura de puertas del hotel estaba en un mesón untada de tusi, una de las drogas de mayor movimiento en Medellín y en toda Colombia. El olor a marihuana, señala, era fácilmente perceptible. Aun así, al parecer no hubo acordonamiento del área, ni mucho menos revisión al baño arrendado por Livingstone, donde se habrían encontrado cinco condones usados.

“Cuando se armó el escándalo (en los medios de comunicación), la Policía volvió y quedó aterrada cuando les dijimos que en el aseo de la habitación se había encontrado todo eso. Preguntaron por qué la habíamos limpiado y se les dijo que los uniformados que estuvieron en el lugar no dieron ninguna indicación”, agregó el testigo.

Uno de los videos a los que circula en redes sociales muestran que las niñas, esa madrugada, estuvieron contando cerca de $300.000 en billetes.
Asimismo, la Policía Nacional inició su propia indagación para conocer porque Timothy Alan Livingston nunca fue trasladado a instalaciones de la Fiscalía.