Internacional

La puerta de un avión se desprendió en pleno vuelo

Un profesor de una escuela de Oregón encontró parte de la puerta de un avión Boeing 737 MAX 9 de Alaska Airlines que se desprendió en pleno vuelo, informó la autoridad estadounidense de seguridad en el transporte.

El hallazgo de la pieza puede ayudar a esclarecer lo ocurrido, que no provocó heridos de consideración, pero obligó a aerolíneas y a organismos de seguridad aérea de todo el mundo a dejar en tierra algunas versiones de esos aviones a la espera de inspecciones. 

El jefe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) estadounidense dijo el domingo que un maestro de escuela encontró el panel de la puerta en el patio de su casa de Portland, en el estado de Oregón, en el oeste de Estados Unidos. 

El viernes, el vuelo 1282 de Alaska Airlines despegó del aeropuerto de Portland y poco después la tripulación informó de un «problema de presurización», según la Administración Federal de Aviación (FAA).

El avión regresó rápidamente a Portland. Imágenes publicadas en las redes sociales mostraron un enorme agujero donde había estallado el panel lateral, con máscaras de oxígeno de emergencia colgando del techo.

«Me complace anunciar que hemos encontrado el tapón de la puerta», declaró la presidenta de la NTSB, Jennifer Homendy, en una rueda de prensa. 

Un tapón de puerta es un panel de cubierta utilizado para tapar una salida de emergencia innecesaria dependiendo del número de asientos disponibles. 

«En las fotos sólo veo el exterior del tapón de la puerta, las partes blancas. No podemos ver nada más, pero vamos a ir a recogerlo y asegurarnos de que empezamos a analizarlo», precisó la responsable.

La FAA declaró en X que «exige revisiones inmediatas de determinados aviones Boeing 737 MAX 9 antes de que puedan volver a volar». 

La administración añadió que 171 aviones de este modelo tendrán que ser inspeccionados, y que cada revisión llevará entre cuatro y ocho horas. 

Boeing ha entregado hasta ahora unos 218 aviones 737 MAX, según informó la compañía a AFP. 

El fabricante dijo a última hora del domingo que su presidente ejecutivo, Dave Calhoun, ha fijado una reunión de seguridad con todos los empleados para el martes en la fábrica de la compañía en el estado de Washington, y canceló una cumbre de la dirección. 

«A la luz del suceso del vuelo 1282 de Alaska Airlines en vuelo, estamos cancelando la cumbre para centrarnos en nuestro apoyo a Alaska Airlines y la investigación en curso… (NTSB), y a cualquiera de nuestros clientes de aerolíneas que experimenten un impacto en sus flotas», dijo Calhoun en un comunicado de Boeing.