Tendencia

Un petrolero millonario no sabe qué hacer con su dinero

Autry Stephens, el magnate petrolero de 85 años, ha tomado una decisión trascendental después de enfrentar un diagnóstico de cáncer de próstata: vender su empresa Endeavour Energy Resources a Diamondback Energy por la asombrosa suma de 26 mil millones de dólares en efectivo y acciones. Este acuerdo, uno de los más grandes en el sector petrolero, lo convertiría en el magnate petrolero más rico de Estados Unidos.

Stephens, conocido por su perfil bajo y su estilo de vida sencillo, ha mantenido una discreción notable a pesar de su increíble riqueza. Conducía un Toyota Land Cruiser de modelo antiguo y viajaba en aviones de Southwest Airlines, demostrando una humildad que contrasta con su inmensa fortuna.

La noticia de la venta de Endeavour ha generado especulación sobre el destino de la nueva fortuna de Stephens, cuya respuesta a la pregunta sobre qué hará con tanto dinero ha sido sorprendentemente modesta: «No lo sé, no he pensado en ello», según informes del Wall Street Journal.

La venta de Endeavour ha impulsado significativamente la posición de Stephens en el índice de multimillonarios de Bloomberg, pasando del puesto 130 al 77. Su patrimonio neto ha experimentado un aumento asombroso de 17,500 millones de dólares en comparación con el año anterior, colocándolo detrás de figuras prominentes como Jensen Huang de Nvidia y Mark Zuckerberg de Meta.

La venta de Endeavour marca el final de una era para Stephens en el mundo de los negocios, pero deja abierta la pregunta sobre cómo utilizará su nueva fortuna en los próximos capítulos de su vida.