Ciencia y tecnología

Descubren en la Amazonía ecuatoriana una nueva especie de anaconda

Un emocionante descubrimiento ha sorprendido a los científicos que exploran la selva amazónica ecuatoriana: una nueva especie de serpiente, que se cree podría ser la anaconda más grande del mundo.

Investigadores de la Universidad de Queensland se unieron a cazadores locales en una expedición de 10 días a la región de Bameno del territorio Baihuaeri Waorani, donde lograron documentar esta fascinante criatura.

El profesor Bryan Fry, biólogo de la Universidad de Queensland y líder del equipo, explicó que el descubrimiento se realizó durante el rodaje de la próxima serie de National Geographic «Pole to Pole with Will Smith». El equipo, tras una invitación del pueblo Waorani, se aventuró en busca de la anaconda verde del norte (Eunectes akayima), una especie previamente no documentada.

Durante la expedición, los científicos tuvieron la oportunidad de observar varias anacondas en aguas poco profundas, donde acechaban a sus presas. El tamaño de estas impresionantes criaturas dejó atónitos a los investigadores, especialmente una hembra que medía 6,3 metros (20,7 pies) de largo.

Según el Museo de Historia Natural del Reino Unido, las anacondas verdes son las serpientes más pesadas del mundo, con la más grande registrada pesando 227 kilogramos (500 libras). Estos impresionantes reptiles, aunque no son venenosos, son conocidos por su capacidad para asfixiar a sus presas.

En la expedición, Bryan y sus colegas recogieron muestras que condujeron a un importante descubrimiento tras varios análisis: la anaconda verde conocida desde hace tiempo (llamada Eunectes murinus) no es la única especie de su tipo: existe otra especie genéticamente diferente, que ha sido bautizada como Eunectes akayima

El grupo de investigadores también definió las regiones donde se encuentra cada especie de anaconda verde. La ya conocida Eunectes murinus vive en Perú, Bolivia, Guayana Francesa y Brasil, y por eso se le dio el nombre popular de «anaconda verde del sur». 

La segunda especie recién identificada, Eunectes akayimase encuentra en Ecuador, Colombia, Venezuela, Trinidad, Guyana, Surinam y la Guayana Francesa, y fue popularmente «bautizada» como la «anaconda verde del norte».

El equipo de investigación también descubrió que las anacondas verdes del norte se diferenciaron genéticamente de las del sur hace aproximadamente 10 millones de años, con una divergencia del 5,5%. Este hallazgo, publicado en la revista MDPI Diversity, destaca la importancia de proteger estas especies únicas y sus hábitats.

Sin embargo, las anacondas enfrentan numerosas amenazas debido a la deforestación, los incendios forestales, la sequía y el cambio climático que afectan el ecosistema amazónico. Los científicos advierten sobre la urgencia de conservar estas especies emblemáticas para garantizar la salud de los ecosistemas en los que habitan.